CUANDO UN ÁNGEL SE REBELA...

viernes, 27 de marzo de 2009


¡¿Qué pasa contigo?!
¿Dónde está tu bondad, tu amor...tu sabiduría?
Creo que una gran venda ha caído de mis ojos, y ahora puedo ver la realidad y
cuan cruel e injusto puedes llegar a ser... Si es que existes.

¿Qué pasa?, ¡¿Dónde está tu interés por los que te aman?!,

¿Por qué haces las cosas tan complicadas?,
¿De verdad consideras que el sufrimiento es el medio para llegar a ti?,

si es así... vaya que eres sádico y ególatra... (que ironía).


Creí en ti, y no solo yo... ¡millones!
y ¿que he visto?:
Personas buenas muriendo a destajo...
Niños trabajando, cuando deberían de jugar...
Gente que trabaja día a día, y no sale de la miseria...
El hombre destruyendo al hombre...

¿Cómo puedes permitir todo eso y más?,

¿por nuestro bien?, ¿para aprender a valorar?...

No creo que sea justo... NO LO ACEPTO.

Te pedí que los protegieras, y ¿que obtuve?:
enfermedad para los que amo...
Te pedí que sanaras a otros, y los vi morir...
Te pedí mejoras a este mi mundo, mi entorno,

y no veo más que basura y más de lo mismo de siempre...


Al final, he comprendido bien que eres
el simple diseño
creado por la mente humana,
para no caer más
en los momentos difíciles...
la creación fue al revés (¿quién creo a quién?).

Una barrera de prejuicios y limitantes que ha caído ante mí.

Ahora comprendo que nadie más que yo, es el dueño de mi destino, de mi vida.
Que la solución a mis problemas, es mía y todo está en mis manos.
Que hasta ahora he salido adelante solo, y así seguirá siendo.

Que cosas como el egoísmo que tanto juzgaba,
no son tan malas después de todo;

pues si me preocupo por mí y estoy bien, tendré la capacidad para ayudar a los demás.


¿Que debemos creer?, no lo sé.
Antes no creía en los de tu competencia,
ah
ora no creo ni en ti.
Pero, creo en algo mejor aún: Creo en mi mismo, más que ayer.

Mi verdadero poder se ha liberado...
y siento que soy yo de nuevo.

Ahora puedo decir
sin temor a equivocarme, que:
SOY ATEO, GRACIAS A DIOS...

sábado, 14 de marzo de 2009

CARTA A ALGUIEN QUE YA NO ESTÁ...
Hola... quisiera comentarte lo inconforme que estoy con todo esto, con la forma en que se han dado las cosas... Sé bien que no es tu culpa, sé bien que no fue tu decisión, pero no deja de dolerme...no deja de lastimarme. Siento que no tenía por qué haber sido así.
Sé que para todo hay un tiempo...pero me sigue pareciendo que no era el momento...
Soy una licuadora de sentimientos en estos momentos...
Veo tus ojos, y los míos se humedecen...
Veo tu boca, y es la mía la que se queda sin palabras...
Veo tu piel, y es la mía la que se eriza...
El silencio que hay entre tu y yo, es un exceso de ruido en mi cabeza...
No me atrevo a tomarte de la mano....
!Habla!, !dime algo, por favor!...
Acariciame el cabello de nuevo...
abrázame...
Hazme reir otra vez...
dame tu mano......
¡Ayudame a entender que está pasando!...
Sólo dame un por que...
Siento coraje, rencor, frustración, que todo esto es injusto y no le veo sentido.
También siento tristeza...mucha, es demasiada. No recuerdo haberme sentido así jamás....

Estoy confundido...

Juro que traté de evitarlo...pero he comenzado a llorar, y esto se siente un poco mejor...

Me siento conforme por lo que pasó entre tu y yo. Me diste momentos maravillosos, no puedo pensar en ti sin dejar de esbozar una sonrisa. Es inevitable pensar en ti y no recordar algo bueno o divertido.

Tus apapachos, tu risa, tu voz, tu vanidad, tu forma de bailar y de hacer sentir bien a los demás... lo que pueda decir es poco.

Sé que todo pasa por algo, pero tu muerte no la entiendo...no le veo un por qué y no creo llegar a hacerlo.

Sólo me queda aceptar que las cosas pasaron así por algo, y que no estarás aquí de nuevo (almenos no físicamente)...

Y no sabes cuánto me duele, pero tu tiempo aquí terminó, cumpliste con tu misión y ahora estoy seguro de que te encuentras mejor, muchas cosas me lo indican...

Es curioso cómo encuentras muestras de que lo que pasa es correcto...el mismo entorno te lo muestra...las 7 rosas de tu rosal, la tarde lluviosa que te despide, las flores que no se marchitan...sé que aún sigues aquí...

No es fácil ésta situación, pero aún así, sé que debo seguir adelante, con una sonrisa en el rostro y dando lo mejor de mí...así lo habrías querido, así eras tú.
Sé que quizás es tarde, que quizás no te lo dije muy seguido, pero... ¡TE AMO!, y esa es una lección que acabo de tener: NO TE ABSTENGAS DE DECIR LO QUE SIENTES EN EL MOMENTO QUE LO SIENTES...NO TE VAYAS SIN DECIR TE QUIERO. ...

Debo irme y tu también, y créeme que me duele tener que dejarte ir, pero es lo mejor para los dos...
Sé que estarás en paz por todo lo bueno que hiciste, por ayudar e iluminar a tantos con todo ese amor que no te canzabas de entregar.
Que Dios te bendiga...Y GRACIAS POR TODO, ¡TE AMO!.

Con todo mi amor para ti:

tu sobrino.
Besos, p
equeña.